domingo, 28 de febrero de 2010

Por cada instante de éxtasis
tenemos que pagar en angustia
la aguda y trémula proporción
de éxtasis.
Por cada adorada hora
constante proporción de años -
amarga disputa de centavos -
y cofres llenos de lágrimas.



Emily Dickinson

1 comentario:

  1. que arrechooooo, esta mujer sabe como se siente una Natasha <3

    ResponderEliminar